Inicio » Blog » ¿Cómo es el proceso de donación de semen?

¿Cómo es el proceso de donación de semen?

28 mayo, 2020

Equipo REPROBANK

Un banco de semen es el lugar que se encarga de la administración de muestras de espermatozoides de hombres sanos. Esas muestras son almacenadas para su utilización posterior por parte de mujeres en pareja o solteras con el deseo de maternidad.

Normativas
En nuestro país, el Ministerio de Salud de la Nación habilita este tipo de establecimientos desde nuevas normativas surgidas en 2015 y por otra parte, la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER) y la Sociedad Argentina de Andrología (SAA) se encargan de custodiar la calidad. Se deben cumplir con normas nacionales establecidas respecto a la captación de donantes, almacenamiento y donación de semen para uso reproductivo. REPROBANK es un banco acreditado por SAMER, teniendo su aval de calidad.

¿Cómo se reclutan donantes de semen?
Un banco debe contar con un circuito establecido para el reclutamiento de interesados en donar y el periodo de evaluación de aptitud para ser donante. Es importante saber que no todos los hombres interesados en la donación de espermatozoides terminan siendo donantes, incluso, el porcentaje es muy pequeño (ver gráfico).

REPROBANK lleva adelante campañas de concientización sobre la donación de semen. Las mismas están dirigidas a hombres entre los 18 y 40 años de edad, interesados en la donación en general (de sangre, de actividades, ayuda social, etc.). Se busca informar sobre lo que es la donación y los beneficios que proporciona, tanto para ellos como para otras personas.

Requisitos de los donantes

  • Tener entre 18 y 40 años de edad.
  • Contar con buena salud física en general y salud reproductiva en particular.
  • Contar con salud mental óptima.
  • Tener compromiso y confidencialidad.

Estos son sólo los requisitos iniciales para tomar como candidato a un donante en potencia. A partir de ese momento, se analizan con la tecnología más avanzada, los siguientes aspectos:

  • Analíticas: de enfermedades genéticas e infecciones transmisibles (semen, sangre y orina).
  • Estado de salud física, mental y reproductiva en todo el proceso de donación.
  • Seguimiento de 6 meses a un año para garantizar la salud de la muestra.

 

Dejanos tus comentarios o consultas

Noticias relacionadas

Un donante no es un padre.

Un donante no es un padre.

El vínculo filial se desarrolla a lo largo del tiempo, se conforma una relación en la que la genética no tiene ni rol, ni protagonismo.

leer más
Abrir chat