Inicio » Blog » Un donante no es un padre.

Un donante no es un padre.

4 julio, 2020

Equipo REPROBANK

Nuestro banco nació con una misión y visión comprometida con la realidad de quienes recurren a donación de esperma. La formación del grupo primario de apoyo, la familia, ha cambiado en las últimas décadas. Los avances en reproducción asistida, leyes de matrimonio igualitario propuestas y/o aprobadas en algunos países y la concientización social de la existencia de familias diversas, están moldeando la noción que la sociedad tiene de la familia.

Sabemos que el deseo m/paternidad tiene raíces afectivas, emocionales y de necesidad de vincularse, únicas para cada ser humano. Es independiente de lo que hoy se entiende y conocemos como biología. El vínculo filial se desarrolla a lo largo del tiempo, se conforma una relación en la que la genética no tiene ni rol, ni protagonismo.

La donación de semen y óvulos es una herramienta de la ciencia que supone un desafío para los esquemas mentales de una cultura aun heredera de un orden patriarcal y biologicista. Atraviesa a la moral social (más no la ética) y por lo tanto hace tambalear los cimientos de la estructura sociocultural.

Esta resistencia afecta a muchas personas que desean formar una familia sin tener el recurso «biológico» para hacerlo. El rechazo social es interiorizado con frecuencia por estas personas y abandonan el deseo de maternidad o paternidad.

REPROBANK nació con la intención de dar apoyo en ese aspecto y no ser únicamente un «servicio». Quisimos crear un espacio donde las personas sean recibidas sabiendo que no sólo no se las juzga sino que se las apoya. Un lugar sensibilizado a las dificultades emocionales e interpersonales de quienes recurren a donación de esperma y óvulos, sabiendo que posiblemente hayan sido enfrentados con rechazo social, ya sea por ser mujeres u hombres que desean tener un hijo sol@s, dos mujeres en pareja o casadas, una pareja heterosexual en la que el varón es azoospérmico, o dos hombres que necesitan de la ovodonación para ser padres.

Pero del mismo modo que decimos que un o una donante no es padre o madre, sī creemos que tiene una responsabilidad en cuanto a la identidad del nacido, y es por eso que existe el Programa de Identidad Abierta (PIA) en nuestro banco, para que el nacido pueda tener el derecho de conocer datos de identidad y genéticos de su donante, si la madre o padre así lo hubiera decidido a la hora de elegir el o la donante.

Dejanos tus comentarios o consultas

Noticias relacionadas

Abrir chat